En Mémora somos conscientes de la necesidad de reforzar la capacidad de respuesta al virus a través de las organizaciones del país y, por ello, nos alegramos de contar con la certificación de protocolos frente al COVID-19 en vista de asegurar una vuelta con garantías a la “nueva” normalidad.

Sabemos que el compromiso con la seguridad y la salud de las familias y toda nuestra plantilla de profesionales que hemos venido mostrando hasta este momento debe mantenerse y trabajamos para garantizar la protección dentro de todas nuestras instalaciones y servicios delante de los riesgos asociados.

“Desde Mémora hemos priorizado el bienestar y la seguridad de las familias y de nuestros trabajadores desde el primer momento. Estamos muy satisfechos de que todo el esfuerzo de nuestros equipos se refleje y reconozca con esta nueva certificación. Esperamos que ayude a generar mayor confianza en la ciudadanía”, comparte con nosotros Juan Jesús Domingo, Consejero Delegado de Mémora.

Asimismo, a la satisfacción del trabajo bien hecho, se añade el orgullo de poder decir que somos la primera compañía del sector que ha apostado en fortalecer una aplicación de las mencionadas buenas prácticas y promover un control de la situación del día a día, con lo que, también, aportar nuestro granito de arena en contener y seguir avanzando frente a un virus que poco a poco nos deja, pero que aún sigue ahí.

En paralelo a la acreditación recibida por AENOR, hemos recibido la especificación ‘Medidas para la prevención de riesgos higiénico-sanitarios frente al coronavirus SARS-CoV-2 en zonas de acceso al público de las instalaciones funerarias’, promovida por la patronal PANASEF.

De esta forma, desde Mémora seguiremos trabajando en adaptar y acompasar las medidas de prevención en todas nuestras instalaciones a la situación del virus, al mismo tiempo que confiamos en garantizar la máxima tranquilidad de las familias en momentos que siguen siendo frágiles y complejos para muchos de nosotros.