Desde Mémora hemos sido conscientes de la delicada situación que han vivido las familias como consecuencia del protocolo sanitario que se activó a mediados de marzo. Las restricciones y medidas preventivas han sido máximas. Nuestra compañera Sara Riumalló, del área de Front Office, Protocolo y Acompañamiento a las familias, nos cuenta su experiencia de primera mano.

“Nos hemos dedicado a dar prioridad al duelo, mientras poníamos a disposición soluciones para más adelante y prestábamos ayuda para organizar las futuras ceremonias con las familias”, explica Sara. Añade que, con el objetivo de evitar que los familiares se tuvieran que desplazar, “hemos ofrecido llevar las urnas a domicilio, al mismo tiempo que hacíamos llegar las notas de condolencia recibidas después del entierro a través de nuestra página web”.

Asimismo, hace hincapié en el contacto y el acompañamiento a los familiares. “Hemos sido conocedores de lo que necesitaban las familias en estos difíciles momentos, como el apoyo y, especialmente, el transmitir que por nuestra parte no todo acababa ahí, sino que ellos podrían hacer una despedida en condiciones más adelante”. En la misma dirección, afirma que este gesto ha dado “mucha tranquilidad” a las familias.

También destaca como “las ceremonias se han realizado bajo la más estricta intimidad, breves y en espacios abiertos, con el objetivo de poder cumplir con la normativa de sanidad”. Algo que también recalca Sara es el fortalecimiento de la relación familiar-profesional. “Nos hemos solidarizado al máximo con las familias, con lo que también notábamos el calor humano y el agradecimiento de familiares y amigos por cada detalle de nuestra parte”.

Una reciprocidad que, sin duda, ha sido clave para sacar adelante la situación. Sara no ha querido dejar escapar esta oportunidad para lanzar un mensaje de esperanza: “No será un camino fácil, pero todos deseamos volver a la normalidad. Y espero que estas circunstancias que estamos viviendo nos enseñen a todos a ver el mundo y las relaciones personales de forma diferente”.