En Mémora somos conscientes del actual escenario laboral en que se encuentran los profesionales sanitarios y los servicios sociales ante la epidemia del coronavirus. Con el propósito de reforzar y aportar valor, hemos activado un Servicio Telefónico Gratuito de Soporte Emocional de forma gratuita con la colaboración de la Fundación Salud y Persona. Su objetivo es mitigar el impacto emocional que la situación actual está teniendo entre el conjunto de profesionales que están atendiendo a los ciudadanos afectados por el COVID-19 en hospitales, residencias y centros sociosanitarios.  Adicionalmente, este servicio también está disponible para los propios profesionales de la compañía, los funerarios, ya que ellos son el último eslabón de esta cadena de atención a la ciudadanía.

Este servicio está atendido por psicólogos especializados, con la finalidad de colaborar en la gestión del estrés y la sobrecarga emocional que los profesionales están experimentando en estos momentos. Activado el pasado 16 de marzo, el servicio ha recibido más de 300 llamadas de profesionales sanitarios.

Los especialistas en salud mental apuntan que la ansiedad, la angustia o el miedo son sentimientos y emociones que surgen en situaciones de estrés. Por ello, la función de este servicio es ayudar a prevenir, atenuar y aprender a gestionar estos episodios de estrés. La labor de escucha activa y soporte la realiza un equipo de psicólogos y especialistas de laFundación Salud y Persona, una entidad sin ánimo de lucro especializada en proporcionar servicios de salud emocional a las empresas.

Según Serafín Romero, Presidente de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial(FPSOMC) “el personal médico, junto con el resto de profesiones sanitarios, es uno de los colectivos más movilizados y que actualmente se someten a largas jornadas laborales que están produciendo un desgaste físico y emocional importante en ellos”, afirma en Redacción Médica. En un escenario de gravedad creciente este servicio telefónico es una iniciativa dirigida a paliar y ayudar a los profesionales a sobrellevar esta sobrecarga emocional.

La compañía conoce de primera mano, gracias a la labor de su Fundación, las consecuencias que puede acarrear una mala gestión del duelo, por lo que también ha reforzado sus plataformas de asistencia psicológica y emocional al duelo para las familias que contratan sus servicios. En esta línea, la Fundación Mémora seguirá trabajando para visibilizar la soledad no deseada de las personas mayores, que el contexto actual, ha puesto de manifiesto con más fuerza que nunca.